Desde los 9 años he jugado en el equipo de mi pueblo, como cualquier niño que desea jugar a la pelota con sus amigos. Un día, en un torneo de fiestas locales, falto el portero y hablaron conmigo, sin pensarlo me puse de portero. Fue una experiencia increíble y una sensación diferente a todo lo que había vivido como jugador de campo. Me gusto esa posición, sin tener ni idea de lo que me generaría tal decisión. Una de las mas importantes en mi vida.

Vengo de una familia pobre, pero muy honrada, humilde y trabajadora, la cual no tenia recursos económicos para comprar unos guantes o ropa especifica de porteros.

Éramos dos jugando a la pelota, y que cuando terminaba el día y llegábamos a casa, después del entreno y sacábamos la ropa del bolso siempre escuchábamos a nuestra madre de fondo gritar:

-“Daniel!!! ven pa cá!! ¿Esto qué es? ¿Porque tu ropa siempre viene llena de barro y la de tu hermano no?”-

Recuerdo que cuando estaba lloviendo, siempre entrenábamos, daba igual el agua o el viento. Imaginaros en un campo de albero, lloviendo…como terminaba el portero. Pues para que mi madre no me regañara mas de lo habitual, me duchaba con la ropa que entrenaba para quitar el barro del entreno. Al llegar a casa ponía a secar la ropa para el día siguiente y de esta forma ahorrar en casa algo de dinero y el trabajo de mi madre por tener que lavar mi ropa llena de albero. Tengo que reconocer que también lo hacia para evitar llevarme el “raspa polvos” de mi madre al ver la ropa.

“Con 13 años, acompañaba a mis padres, los días que no tenia colegio, al campo donde ellos trabajaban recolectando fresas.”

Para los reyes magos o mi cumpleaños, era cuando pedía algo de ropa o unos guantes. Si sí, un par de guantes al año y entrenando en albero.

Suerte la mía que mi cumpleaños es tres días antes del día de Reyes. Casi siempre era un solo regalo por ambas fechas. Con 10 años entendía la situación de mi familia y, jamás pedí nada con insistencia. Solo conseguiría que mis padres estuviesen tristes por no poder regalármelo.

Con 13 años, acompañaba a mis padres, los días que no tenia colegio, al campo donde ellos trabajaban recolectando fresas. Y conocí que trabajando y sudando obtienes tu recompensa, menor o mayor, pero si trabajas puedes llegar a conseguirlo. Desde ese primer día que me dieron dinero a cambio de mi trabajo pensé: “si yo trabajo y gano mi dinero, puedo comprar mis guantes y mi ropa de portero sin tener que pedirles a mis padres nada, sabiendo que no pueden.” 

Todos los fines de semana los acompañaba a su trabajo, y cada vez quería mas responsabilidad y obligaciones. Quería ganarme mi salario para poder ayudar en mi casa y a mi familia. ¡Y así lo hice!

Compaginaba los estudios con el fútbol y un trabajo los fines de semana. (tengo que reconocer que faltaba al colegio para ir a trabajar cuando necesitaba dinero para unas botas nuevas). De esta forma podía estrenar unas botas, unos guantes o unas rodilleras. ¡Muy orgulloso de ello!

Con 17 años, jugando de portero en equipos importantes, en la provincia de Huelva y Sevilla, empiezo a ganar mi dinero con el fútbol, algo que no esperaba. Mis padres no podían llevarme a entrenar, los pobres no tenían tiempo ni para ellos, solo con trabajo y mas trabajo. Como a cualquier padre les hubiese encantado acompañarme a entrenar y a los partidos. Pero no, ellos no podían permitírselo y yo los entendía.

Una familia con 7 miembros, 3 varones, 2 hembras y mis padres…y siempre estaban trabajando, como muchas familias, para poder llegar a final de mes y que no nos faltara un plato de comida encima de la mesa. ¡¡MUY ORGULLOSO DE MIS PADRES Y DE MI FAMILIA!!

Con ese dinero me sentía libre y por fin tuve independencia financiera, la cual siempre administré como creía mas correcto. Seguro que me equivoque muchas veces, pues si, pero no me arrepiento de nada. Bueno si, solo de una cosa…

Con 18 años me fui a hacer el servicio militar, 3/97. Gracias al futbol mi destino fue en Sevilla. 9 meses de aprendizaje y una forma diferente de independizarte totalmente. Un reemplazo de casi 2.000 soldados. Casi todos hablaban mal de “la mili” yo no podía decir eso. Para mi era como un trabajo donde tenias unas obligaciones y mi objetivo era cumplir con ellos. Esa era la educación que desde pequeño me dieron mis padres. Y como todo en la vida, si tu aportas te aportan. Es cierto que había compañeros que siempre se estaban quejando. Pero se quejaban porque no querían trabajar. Igual venían de otro tipo de familias mas pudientes y todo se lo ponían por delante. No se, la cuestión es que yo hacia mi trabajo y ayudaba a mis compañeros dentro de mis posibilidades. Tengo que reconocer que yo era muy travieso y siempre estaba en una u otra batalla, así que intentaba pasar los días de la mejor manera que podía.

“Antes de pintar toda “la garita” le coloque la “U” que me falto por escribir.”

Tengo una anécdota que quiero compartir contigo que me lees. Una vez, estando de guardia, durante el servicio, escribí en “una garita” el nombre de mi pueblo MOGUER en un ladrillo con el machete. Sabia que no se podía hacer y tendria sus consecuencias, pero no imaginaba cuales.

El día siguiente todos buscando al responsable. Buscaron a todos los que tuvieran de apellido MOGER. ¡No había nadie! Buscaron a todos los que vivieran en MOGER. ¡No había nadie! Buscaron a todos los que fueran conocidos por MOGER. ¡No había nadie! y a eso de las 13h escucho por la megafonía del cuartel: “El artillero Cadena Ledesma que se presente en capitanía.” Cuando llegue a capitanía, el capitán me explico lo sucedido y me pregunto si había sido yo. Era una persona alta, muy seria, piernas arqueadas con andares de futbolista enfadado y todos le tenían mucho respeto o miedo. ¡Yo también! Mi respuesta fue: “si, si he sido yo. Y pagare por lo que he hecho.” me dijo que cogiera pintura y que pintara todas “las garitas” y además tenia 30 días de arresto en el calabozo.

Acepté la sanción y le dije: “Una pregunta mi capitán. ¿porque han tardado tanto en llamarme si el escrito lo hice anoche en la primera guardia a las 21h?” Y ahí fue donde lo vi sonreír por primera vez y me contó que no encontraron a nadie vinculado a MOGER. Así que podeís imaginar la cara de bobo que se me quedo. ¡Que había escrito mal el nombre de mi pueblo, por dios! Pues nada, manos a la obra y a pintar todas “las garitas”. El viernes, como cada semana, todos menos yo, formando para salir y me pregunta un Sargento:

-Sr Cadena, ¿usted no se pone en la fila para formar y marchar para su casa? –

-Estoy arrestado. – le dije.

-Su nombre no esta en la lista de los arrestados. –

Obviamente forme y marche para casa. El lunes fui a hablar con el capitán y le conté que me había marchado porque no estaba mi nombre en la lista de arrestado. Su reacción fue sonreír y decirme: -Cadena, quiero mas soldados como usted. Anda, váyase a su lugar de trabajo y aprenda a poner el nombre de su pueblo.- 🙂

Seguí con mis funciones y el ultimo día, cuando recibimos “la blanca” entre todos los soldados del reemplazo, casi 2.000 soldados, dieron 5 diplomas de honor. Ese día, ya con “la blanca” había que llevar al comandante a un servicio y el comandante quería que fuera yo quien lo llevara, así que me lo pidieron y yo lo hice. Complete el servicio y llegue tarde al festín. ¿Cual fue mi sorpresa y la de todos? que el quinto diploma de honor fue para el artillero Daniel Cadena Ledesma.
¡Si sí, para mí! Con lo que me quedo de aquel momento no fue el diploma en si, sino como reaccionaron y me felicitaron todos mis compañeros y los mandos. Ese momento para mi, será uno de los mas felices de mi vida. A todos esos soldados que compartieron conmigo el servicio militar, abuelos, machaquis y piris, GRACIAS de corazón por todo lo que me llegasteis a aportar. Aquí un amigo para toda la vida.

Aclaro que antes de pintar toda “la garita” le coloque la “U” que me falto por escribir.

“No me quedo dinero ni para pintar el local que alquile.”

Con el paso del tiempo, el fútbol te enseña cosas buenas y cosas malas. Yo entrenaba y a la vez preparaba el entreno para mi y mis compañeros. Algo increíble cuando veías le mejora de esos compañeros. Tengo amigos de verdad que me ha dejado el fútbol. Otros muchos conocidos y otros tantos enemigos por un motivo u otro, no voy a culpar a nadie. Simplemente no le puedo caer bien a todo el mundo. De todos he aprendido algo y a todos siempre agradecido.

Con 21 años, cansado del fútbol, necesitaba una salida para desconectar de lo que tanto me estaba aportando y que no quería ver. Decidí montar mi negocio. En un pequeño local que había debajo de un edificio de vecinos abrí mi negocio. Un negocio de electricidad del automóvil, era lo que había estudiado y lo que me gustaba. Tuve la suerte de abrir las puertas de mi negocio, en el cual había invertido todos mis ahorros, si sí, ¡todos! No me quedo dinero ni para pintar el local que alquile, pero lo hice porque confíe en mi proyecto, estaba seguro de mi trabajo y me considero fuerte y de mente resolutiva para cualquier adversidad que me encuentre. Así es como me considero, por lo que me valoro y con lo que me identifico a otras personas.

La siguiente semana a la apertura del negocio, tuve que contratar a una persona para que me ayudara con el trabajo, no podía solo, no tenia tiempo para nada y tenia trabajo para 2 personas mas. Compaginaba el futbol con mi trabajo, pero no era un trabajo mas donde completas unas horas y listo. No, no era así. Yo era el jefe. Todos los autónomos saben a que me refiero. jejejeje. Un día, en un entrenamiento me hice un desgarro en las costillas y eso me tuvo 15 días parado sin poder entrenar ni trabajar…podéis imaginaros mi situación. Pasado estos días, sin mas, decido dejar el futbol y centrarme en lo que mas me estaba aportado para ayudar a mi familia y para el futuro de mi vida. Lleno de pena y lagrimas, así fue. Mas tarde o mas temprano, todo llega.

Deje de jugar al futbol, y me centre en mi negocio.

Muchas horas de trabajo y situaciones que se quedaran siempre conmigo. Aquí aprendí que “tener un trabajador es tener un problema, tener dos trabajadores…dos problemas.”

Con el paso de los años, la empresa fue creciendo y teniendo un gran volumen de ventas. De tal manera que no disponía de tiempo para vivir una vida normal, solo trabajo, trabajo y mas trabajo. Si, mucho dinero, pero ninguna calidad de vida. ¡Tenia que cambiar eso!  El trabajo me absorbía de tal forma que necesitaba una vía de escape con algo que hiciera olvidar tal presión laboral.

En 2007 hay elecciones municipales. Estando trabajando en mi negocio entran por la puerta dos personas de un partido político y me ofrecen que los acompañe en su lista para dichas elecciones.

Yo solo había votado una vez y fue con 18 años, de la mano de mi padre. Recuerdo que le dije: “papa, yo voy a votar al partido político que tu votas” y me dijo mi padre: “hijo, valora tu voto y no hagas lo que nadie te diga, es tu voto y es una decisión que debes tomar por el bien del pueblo y del país.” Aun así, vote al mismo partido que voto mi padre.

Jamás me había interesado la política, para mi era algo que no entendía, y tampoco quería entender. Yo no me veía como político. jejejejeje

Pues si, al final acepte ir en las listas de ese partido político, por la persona que lo lideraba, y por las personas con las que trabajaría ese 2007. Algo nuevo estaba por descubrir y la verdad que jamás podría pensar que mi forma de pensar sobre las personas, lo material y mas importante; sobre la familia, me cambiaria la vida.

Ese año hubo elecciones y se gano con mayoría absoluta, algo que jamás imagine. Así que Dani Cadena era concejal de deportes… sin tener ni idea de política. jejejeje

Esta etapa tiene recuerdos, datos y experiencias vividas, que algún día haré publica con mas detalles, y muchas personas se le caerá la cara de vergüenza por las cosas que hicieron a mi persona, a sus compañeros, y a mi pueblo. Tanto políticos como ciudadanos de a pie.

Queda pendiente una historia sobre mi experiencia como empresario, como político y como mayordomo de la Hdad del Rocio de Moguer. Si si, lo haré!! Prometido queda.

En 2010 me proponen sacarme el Nivel 1 de entrenador de fútbol, aun sabiendo que no quería, ni quiero ser un 1º entrenador, decido acompañar a este amigo, el cual me ha demostrado que todo en la vida se puede conseguir, por mucha mierda que tengas encima, orgulloso de el, para sacarme dicha titulación, con el fin de desconectar de mi negocio y la presión que tenia por todo lo que me rodeaba.

Lo que sentía cada vez que entraba en esa universidad que me obligaban a apagar el teléfono era como un paseo por una playa virgen, sin nadie. Y con la tranquilidad de que ese teléfono no sonaría. No tengo palabras para describirlo. (luego estaba una hora en el coche respondiendo mensajes y devolviendo las llamadas) Estar centrado solo en una cosa hizo que me gustara dicho curso y le dedicara su tiempo.

Al terminar el curso y cuando me entregan mi titulo (Nivel I) algo en mi interior me dice: “inténtalo, nada tienes.” y así fue. Seguí formándome con el Nivel 2, seguí formándome como especialista en el entrenamiento del portero de fútbol.

Un día, recibo la llamada de un ex compañero de fútbol donde me pide que me incorpore a su staff técnico como entrenador de porteros. No me lo pienso y acepto el reto, y ahí comienza esta historia que ha marcado mi vida y le ha dado sentido a la misma.

En esta misma temporada comienza mi escuela de porteros, la “Escuela de porteros Dani Cadena” y eventos específicos para porteros. Recuerdo que, sin ayuda ninguna, mi primer clinic fue en Bonares y solo se inscribieron 5 niños. Si sí, éramos cuatro entrenadores y 5 porteros. Obviamente me costo el dinero. El segundo aumento los participantes, el tercero ya me sorprendió y así hasta llegar a ser un referente en Huelva, Andalucía y España con todos nuestros eventos específicos de porteros.

Actualmente, 2020, contamos con 5 centros de formación durante todo el año, 7 clinic en diferentes municipios y un evento anual, el GOALKEEPER TRAINING CAMP DANI CADENA, que marca la diferencia. “Me llamaban loco por hacer un nuevo camino. Hoy muchos lo pisan para caminar.”

Una vez finalizada la temporada en este gran club, el Bollullos F.C. con mi ex compañero y amigos y me ofrecen entrenar a las porteras del Sporting Club de Huelva, equipo femenino que militaba en 1ª División Española. Algo nuevo para mi, el cual quería experimentar y conocer. Lo que ganaba de sueldo era menos de lo que necesitaba para combustible todos los meses, pero el respirar aires nuevos, experimentar y conocer el futbol femenino me aportaba mas de lo que yo buscaba. Solo deseaba seguir aprendiendo y lo estaba haciendo. Siempre agradecido a su presidenta y directivos por el trato recibido.

Recuerdo que estaba yo como Entrenador de porteras del Sporting Club de Huelva, cuando, y gracias a una persona que me ha enseñado lo que, SI debo hacer y lo que NO debo hacer, con las personas que me han aportado algo en mi vida, empecé con el titulo Nacional como Entrenador de Porteros de la R.F.E.F. con titulo Nacional GOALKEEPER-A certificado por la U.E.F.A. Siempre agradecido a esta persona y a todo lo que he podido aprender de ella.

Tengo una anécdota que me gustaría compartir con todos ustedes que hoy me leéis. Si habéis llegado a estas líneas, porque reconozco que no soy ningún figura escribiendo. Lo siento.

Estando cursando el titulo U.E.F.A. como entrenador de porteros en Madrid, y finalizando la competición que estábamos jugando, la cual terminamos jugando la copa de la Reina…y siendo campeonas de la copa de la Reina 2015, recibo una llamada.

Aquí hago un paréntesis para hablaros de una persona muy importante en mi vida, gracias a ella no tire la toalla. Si, si. En dos ocasiones le dije que no podía aguantar con este proyecto de formar a porteros porque me estaba costando el dinero y mi tiempo. Ella siempre me decía; “si no valieras para esto yo misma te diría que lo dejaras, pero vales para lo que te apasiona y lo vamos a intentar hasta que ya no podamos mas.” A día de hoy, la escuela funciona sola, genera ingresos para todos sus trabajadores y tiene un nombre a nivel nacional gracias al trabajo y el sacrificio de todos los que la componen.

Esa persona es la madre de mi hijo, es mi amiga, mi confidente, mi mujer, mi pareja, mi psicóloga y hasta mi madre en muchas ocasiones. jejejeje.

Vaya para ella estas líneas, con cariño y siempre agradecido por todo cuanto tengo a nivel familiar y emocional.

La llamada fue de una persona a la cual tenia gran respeto y admiración, por haber sido uno de mis entrenadores, mi compañero de trabajo siendo yo su jefe y ayudándolo cuando mas lo necesito (la gente se olvida de tu ayuda cuando han solucionado su problema) e incluso tenia como un amigo. Si sí, hablo en pasado. A día de hoy, es una persona la cual tiene todos mis respetos y educación como otra mas por la edad que tiene.

La llamada era para que me inscribiera en el Curso Nacional (Nivel 3) como entrenador de fútbol. Algo que yo, teniendo el Nivel 2 y estando cursando el Nacional de Porteros NO NECESITABA ni tampoco utilizaría ya que mi ilusión no era, ni es, ser primer entrenador de ningún equipo.

Pues así se lo hice ver a esta persona, la cual me dice que necesitan 25 alumnos para que se realice dicho curso en la provincia de Huelva. Que si no se hace este año tardarían dos o tres años para volver a sacarlo en Huelva, y que tienen 24 alumnos y no encuentran ese que hace falta para completar los 25 obligatorios para que se pueda realizar dicho curso. Me pide por favor, y por todos los compañeros inscritos, que me inscriba. Insisto que estaba con el curso Nacional de porteros en Madrid, que no estaba siendo nada fácil y con la competición de la copa de la Reina con el Sporting, es decir que tenia poco tiempo para poder asistir a las clases. Aun así, me pide que me inscriba, que él me ayudaría. Teniendo esa “supuesta ayuda extra” me inscribí, no por tener dicho titulo, ¡no! me inscribí por todos esos compañeros que están ya inscritos que sí tenían esa ilusión de tener su titulo nacional como entrenador de futbol.

¿Cual fue mi sorpresa con este curso nacional de futbol? jejeje pues que me suspendieron dos asignaturas por faltar a clases!! Aun estando justificadas por coincidir con las clases en Madrid y con los viajes del equipo. Sí, así fue y así os lo estoy contando. Así que, contaba con una ayuda, antes de pagar el curso y una vez todo pagado…me quede sin ayuda y teniendo que completar mis horas, mis trabajos y aprobar todas mis asignaturas como el resto de compañeros. De lo cual me siento orgulloso porque en ningún caso pretendía que me regalaran nada. (repito, que no necesito dicha titulación y me inscribí en el curso, sabiendo que no disponía de tiempo, por mis compañeros. De lo cual no me arrepiento). Aun así, conseguí completar mi curso y tener dicha titulación y a día de hoy puedo decir que soy una de las pocas personas que tienen la máxima titulación como entrenador de futbol (UEFA PRO) y maxima titulacion de Europa como entrenador de porteros U.E.F.A.  (Por decir esto también me han criticado.)

Estando con el Sporting de Huelva me llaman de la Fundación Recreativo de Huelva, para entrenar a los porteros de la Fundación. Empiezo con dicha tarea y creamos un departamento, que mas tarde aplicamos a la cantera del Recreativo de Huelva. Fueron unos años de mucho trabajo por la situación que el club estaba pasando. Aquí me gustaría aclarar una cosa que a muchos va a sorprender…

Estando un día en la ciudad deportiva del Decano, en un entrenamiento, vienen a buscarme y me dicen que vaya a las oficinas que querían hablar conmigo. Lleno de nervios e incertidumbre voy a las oficinas y dentro de un despacho estaban dos de las personas responsables, en aquel momento de la Fundación y de la Cantera del club. En esa reunión me proponen que yo coordine los porteros de la cantera. Lo primero que yo pregunto es: ¿pero no esta JM como responsable de la cantera? a lo que me responden: “El no puede con la cantera y con el primer equipo, por eso se ha decidido que seas tu. El está de acuerdo con esta decisión. Además, se desvinculará de la cantera.”

En esa misma reunión se acuerda una cantidad económica por los meses que restaban de competición y una reunión, el siguiente lunes a las 16h. con JM para ver la metodología que el estaba aplicando con idea de continuar con la misma y hablar con el para escuchar sus consejos, ya que para mi es, y siempre será un referente.

Al estar con la Fundación Recreativo de Huelva y ahora con la cantera no podía continuar con el Sporting de Huelva, por lo tanto, tuve que dejar de ser entrenador de las porteras del club. La portera titular entonces, fue sub campeona de Europa con la selección española de futbol femenino. Algo que le dije que ocurriría. ¡Y ocurrió! Tengo que reconocer que las formas en la que el club hizo el comunicado de mi marcha, por decisión mía, creo que no me la merecía, aun así, todos mis respetos a esas persona que tanto están aportando al futbol femenino para huelva.

¿Cual es mi sorpresa? el lunes no se realiza esa reunión, pregunto y me dicen que esta semana no podrá ser ya que el equipo esta concentrado, que aplazamos la reunión al siguiente lunes a la misma hora. Yo por tanto no hago por hablar con nadie, pensando que todo era normal. Llegando el siguiente lunes, de nuevo me encuentro sin la reunión que solicite y con la respueta por parte del ex responsable de la cantera “J.M. se ha desvinculado por completo de la cantera, el solo tiene que estar con el 1º equipo y no por mucho tiempo mas.” a mi se me queda una cara de bobo que no podía con ella. Algo no marchaba bien… Intente hablar personalmente con J.M. para que me explicara lo que estaba pasando, muchas llamadas de teléfono, mensajes varios, pero todos mis intentos eran fallidos. Incluso intente hablar con DL al cual, después de estar muchos meses sin cobrar, despidieron del club sin motivo ninguno. Todos mis intentos fueron fallidos. Sabia que algo no iba bien. Pero desconocía lo que era y solo hacia mi trabajo, sin saber que no estaba obrando bien. Si cuando llame por primera vez a J.M. el me hubiese respondido o devuelto la llamada y contarme la situación, yo no hubiese aceptado esa “oferta envenenada”. No la necesitaba, estaba muy bien en mi club femenino, solo que la ilusión de aportar mi trabajo y granito de arena al club de mi casa cegó mis ojos.

Meses más tarde, en la salida de un congreso, esperando en un semáforo para pasar un paso de peatones veo a J.M. y me acerque a él, ¿y le pregunte porque no me había respondido mis mensajes o devuelto mis llamadas? Me respondio que había estado con la familia y que no había podido. Le pedí vernos y tomar un café, no quería esa situación, máxime sin saber el porque. Me dijo que la semana próxima estaría por Huelva, que podíamos vernos.

Os prometo que pensé:” este me esta dando largas de nuevo”, pero bueno, yo he intentado averiguar todo y solucionar lo que fuere. Si la semana próxima no se quiere tomar un café conmigo no lo voy a obligar ni molestar mas. Pues llego la semana, levante el teléfono y terminamos tomándonos el café y charlando sobre lo ocurrido. Así que me sorprendió una vez mas esa persona. Nuevamente de manera positiva.

Una vez me cuenta todo, y sé como es la situación, reconozco que me equivoque y que nunca debí aceptar esa oferta, pero como nadie me dijo, nada. Nadie quiso hablar conmigo por estar caliente en ese momento pues me toco jugar con la mas fea. Por la parte que me toca, como le dije en persona a J.M. LO SIENTO.

Aclarado todo, continuo trabajando en la cantera, y en el primer equipo. Una experiencia bonita, dulce y también amarga. No fueron los mejores momentos del club, pero ahí estuve hasta el ultimo día, como uno mas.

Lo positivo de esta historia fue que pude sentarme con esta persona y demostrar el porque actué así, y que de llegar a saberlo no hubiese consentido que pisaran su trabajo ni el de ningún otro compañero.

Lo negativo de esta historia es que, después de todo lo que pase, a día de hoy, aun sin cobrar la cantidad acordada…, con reconocimiento de deuda y firmada.

A partir de aquí decido salir de España y trabajar fuera para desvincularme de todo lo que, tiempo a tras me ha rodeado, a nivel deportivo y personal.

Mi primera experiencia es en Arabia Saudí, sin saber ingles, sin experiencia fuera de España, y ahí que va el tío. jejeje Pues sin haber salido nunca, y con todas mis limitaciones por el idioma, consigo abrirme un hueco en el mercado y entro en el “Gigante Asiático” como lo llaman los medios de prensa. Mi oferta fue como coordinador del departamento de porteros. El club en la temporada 2019 es el ganador de la Champions Saudí, de Arabia Saudí, el AL-HILAL SAUDI F.C.

Podéis imaginar mi alegría y la experiencia vivida. Tengo que decir que me propongo aprender ingles durante el tiempo que este en Arabia Saudí y puedo decir que hoy me defiendo con el idioma. 😉

Finaliza la temporada en Arabia, se cambia de presidente y decidió echar a todos los españoles y portugueses. ¡Pues nada para casa se ha dicho! Pasado unos meses me hacen una oferta para ir a China, Shanghái. La oferta en si no es nada de otro mundo, pero la experiencia y posibilidad de seguir ampliando el CV hace que decida salir de la zona de compro que tenia. Sin saber que me iba a encontrar ya que mi representante no sabia con claridad lo que yo tendría que hacer en el club. jejejeje si si, así es.

Cuando llego al club, me encuentro con un club nuevo, 5 años de creación, con un objetivo de ser profesional desde la base hasta el primer equipo. Este año el primer equipo asciende a tercera, que aquí ya es profesional. Todos los años ha ido en ascenso y este año también. Sorpresa con la que me encuentro.

Llego, pensando que iba a coordinar dos equipos y me dicen que mire todos los equipos que tienen el club, incluido los niños de los colegios, para hacer algo nuevo y grande con los porteros y entrenadores del club. ¡Sorpresa para mí!

Después de 12 días haciendo kilómetros y tomando nota de todo, decido crear un departamento de porteros desde cero. Lo primero fue ampliar el organigrama del club. Podéis imaginaros mi sentir el día de la presentación con todos los miembros del club… ¡Pues vieron la propuesta y la aceptaron!  No solo aceptaron, si no que se esta apostando por el trabajo que estamos haciendo.

Nuevo director del departamento de porteros del Jiading Boji F.C. con una asistente y 9 entrenadores de porteros.

Así que, venia para estar trabajando aquí un par de meses, porque no sabia lo que me encontraría y de momento, el próximo mes de diciembre 2020 hago un año en este gran club.

Pues esta es mi vida, resumida en unas líneas, solo invito a que se ponga mis zapatos aquel que me ha criticado, o critica por tener lo poco o mucho que tengo. Que os recuerdo que lo más importante que un hombre tiene es su familia.

Agradecerte que hayas leído esta historia, no creo que la lean muchas personas, pero a ti que lo has hecho, y hasta estas ultimas líneas, de CORAZON GRACIAS por dedicar tu tiempo en leer esta historia de mi vida, bajo mi punto de vista.

Te deseo todo lo mejor que puedas conseguir en esta vida, un saludo grande.

Atentamente: Daniel Cadena Ledesma